¿Te resulta complicado entender a tú bebé cuando te pide algo? Descubre cómo lograrlo.

Llega un momento en que el bebé empieza a pedirnos cosas. Te señala con el dedo el objeto que quiere o el lugar dónde se encuentra, si ya camina te indica que le acompañes, y mientras le entendamos, todo bien. Pero hay veces que no sabemos muy bien que nos pide, vamos ofreciendo cosas y no hay manera de dar en la diana.

¿Tu bebé se frustra fácilmente cuando te pide algo y no le entiendes?

Es cansado lidiar con el enfado de nuestro pequeño cuando no llegamos a comprender que nos pide, y la situación se da reiteradas veces. Con mi hijo mayor lo viví a menudo, y aquellos días en que se repetía varias veces, yo acababa frustrada y agotada.
Si te pasa, sabes muy bien lo que te digo. En esos momentos desearías que hablara y poder entenderle. Si te dijera que hay una forma de lograrlo, sería un alivio, ¿no?

Con el lenguaje de signos para bebés conseguimos una comunicación temprana efectiva, poder entender a nuestro bebé antes de que pueda hablar. Con mi hijo pequeño lo puse en práctica, y la diferencia ha sido impresionante. A penas he vivido este tipo de situaciones.

Además de reducir la frustración, ofrecer esta herramienta a nuestro pequeño aporta muchos otros beneficios.

  • Fomenta una AUTOESTIMA SALUDABLE. Como el bebé se siente capaz de comunicar sus necesidades y éstas verse satisfechas, se ve refuerzada la confianza en sus capacidades, en sí mismo y su autonomía.
  • Potencia el DESARROLLO DEL LENGUAJE. Enseñamos los signos a la vez que pronunciamos la palabra, repitiéndola varias veces, de esta forma está más expuesto al lenguaje. Recibe un mayor estímulo para el desarrollo lingüístico.
  • Refuerza el VÍNCULO AFECTIVO. Los padres pueden dar una respuesta temprana a las necesidades del bebé, fomentando una relación de confianza.
  • Mejora la DESTREZA FINA, gracias a los movimientos de los dedos y manos al signar.
  • Favorece la COMUNICACIÓN POSITIVA. Aprende a pedir las cosas sin recurrir al llanto ni al enfado, lo hace de forma tranquila y segura. Se le puede enseñar signos de cortesía como por favor y gracias. De esta forma va integrando las costumbres sociales. Aumenta la SOCIABILIDAD y las relaciones de CORTESÍA.
  • Fomenta el BILINGUISMO. En caso de utilizar la lengua de signos americana (ASL), podemos fomentar el bilingüismo. Cuando signamos el objeto o la acción, lo acompañamos con la palabra en español y en inglés. Cuando tiene interiorizado el concepto del signo, para él va a ser muy fácil asociar la palabra en cada idioma. Los signos son fabulosos traductores simultáneos.
  • Estimula el DESARROLLO INTELECTUAL. A medida que el bebé aprende más signos, entiende más conceptos, entiende más su entorno y su deseo de conocer aumenta.
  • Facilita el aprendizaje de la LECTOESCRITURA. Cuando es más mayor, podemos enseñarle el alfabeto, y le resulta más fácil identificar las letras con sus fonemas ya que el aprendizaje es sentido.
  • Facilita la comunicación con NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES. Suelen tener mayor frustración al tener dificultades a la hora de comunicarse, los signos pueden ser una ayuda interesante.
  • Transmitimos valor, respeto e INTEGRACIÓN. Permite reflexionar sobre la necesidad de la comunidad no oyente el uso del lenguaje de signos para comunicarse.

Teniendo en cuenta todos estos beneficios, y que además es una forma fácil y divertida de ponerlo en práctica, ¿porqué no usarlo con nuestros bebés?

¿Te gustaría profundizar más en el tema?

COMPARTE!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?